Formas en las que no debes, pero puedes burlar el SAT con o sin RFC

Formas en las que no debes, pero puedes burlar el SAT con o sin RFC

Es casi un sueño evitar a toda costa el SAT, en especial si apenas posees RFC que puedan validar tus impuestos ante la ley. Sin embargo debes tener cuenta que ante cualquier paso en falso, puedes ya tener a los del servicio fiscal justo en la puerta de tu casa exigiendo el pago de cada uno de tus impuestos. Es por esta y muchas razones que con la ley no se debe de jugar.

Pero si eres de aquellos que apenas está empezando a montar su negocio por cuentas propias, y que apenas logras trabajar de manera informal en la calle, como casi la mayoría de los comerciantes ambulantes que andan por allí, de preciso que sepas que puedes contar con algunos truquitos bajo la manga mientras que puedas solucionar tu estatus de tipo fiscal. Solo si cumples con alguno de los requisitos que te presentaremos a continuación.

Dependiendo de tus ingresos

Por cuestiones de ley, como las que reza en el artículo 55 del ISR, las instituciones o empresas deben comunicar los balances de las cuentas en efectivo, de modo que así estas puedan calcular el monto necesario con el que debes contribuir a la nación. Es por ello que exigen que una persona posea en sus ingresos al menos 15 mil pesos al mes, para que este se le pueda ser asignado a la factura de los impuestos.

En otras palabras, si con lo que ganas de tu trabajo apenas alcanza los 14 mil pesos mensuales, el SAT tiene muchas menos probabilidades de poner los ojos en ti, por lo que esta es una de las características más fáciles para evadir impuestos.

De otro modo si lo que ganas es justamente eso o hasta más, tu cuenta del banco no debe reseñarla para evitar las transacciones de este tipo. Es decir, si ganas una buena Cifra al mes, debes cerciorarte de que puedas transferirlo a otras cuentas para que no se vea exactamente reseñado, ya que es deber del banco siempre rendirle cuentas al Estado por la situación bancaria de sus clientes.

Ten mucho cuidado

Incluso, debes tener también juicio con los gastos que proporciones desde tu tarjeta de crédito, ya que esta es otra de las vías con las que suelen “espiaraquellos que huyen de la ley en sí. De todos modos, lo más recomendable es evitar cualquier lío con la justicia, por lo que hacer las cosas de la forma más correcta, alivia cualquier estrés monetario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *